Gloria a Dios ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Alaben a Dios en su santuario, alábenlo en su poderoso firmamento. Alábenlo por sus proezas, alábenlo por su inmensa grandeza. Alábenlo con sonido de trompeta, alábenlo con el arpa y la lira. Alábenlo con panderos y danzas, alábenlo con cuerdas y flautas. Alábenlo con címbalos sonoros, alábenlo con címbalos resonantes!      Salmos 150:1-5 (NVI)

Propósito

A pesar de de la inmensidad del universo y los 7 mil millones de

personas que habitan en la tierra, tú y yo seguimos siendo únicos,

importantes y sumamente significantes.

Dios, el Todo Poderoso y gran Creador de esta exuberante obra de trillones de cuerpos celestiales, se preocupa por cada uno de manera personal. Dios sabe lo que estamos pensando y haciendo en cualquier momento. No podemos escaparnos de su presencia. ¡Él planeó nuestra existencia desde ante que naciéramos! Sus pensamientos hacía nosotros son más numerosos que la arena del mar. Así que, con el Dios del universo tan interesado en nosotros, podemos responder: “¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!”    Salmos 139:14

Fuentes

Los versículos bíblicos son tomados de la Nueva Versión Internacional (NVI). Los imágenes son tomados del Telescopio Hubble de la NASA y las imágenes para fondos de escritorio libres.                                                                                                                                                 Inglés (English)
Índice Alabado sea el Señor Bendice al Señor Adora al Señor Canta al Señor Cristo es el Señor Índice Alabado sea el Señor Bendice al Señor Adora al Señor Canta al Señor Cristo es el Señor